Understanding Prejudice
Understanding Prejudice
Return Home

Reading Room

Exercises and Demonstrations
Multimedia Center
Teacher's Corner
Directory of Experts
Organizations
Links on Prejudice
About Us
Privacy Policy
Contact Us

Reading Room
La Psicología del Prejuicio: Un Resumen

Preferencias Explícitas e Implícitas

Los orígenes de las investigaciones de los estereotipos se remontan a un estudio hecho por Daniel Katz y Kenneth Braly (1993) en donde a 100 estudiantes universitarios se les pidió que indicaran los rasgos más característicos de diez diferentes grupos sociales. Los estudiantes tuvieron un nivel alto de concordancia acerca de rasgos de algunos grupos raciales y étnicos, tales como los negros (descritos como supersticiosos por el 84 por ciento de los estudiantes y como haraganes por el 75 por ciento), y los judíos (descritos como astutos por el 79 por ciento).

Desde el tiempo del estudio de Katz y Braly, los investigadores han desarrollado una gran variedad de técnicas para medir los estereotipos, pero con el incremento del racismo sutil, es difícil decir si los estereotipos raciales han disminuído con el pasar de los años o si simplemente se han dejado de expresar (Devine y Elliot, 1995; Lee, Jussim, y McCauley, 1995; Macrae, Stangor, y Hewstone, 1996). Las encuestas sobre la opinión pública han mostrado generalmente una disminución en el estereotipo racial, pero un estudio encontró que cuando las preguntas se hicieron para evitar implicar una respuesta políticamente correcta, muchas personas expresaron estar de acuerdo con los estereotipos raciales (Plous y Williams, 1995). En este estudio, la mayoría de los que respondieron, apoyaron por lo menos una diferencia estereotipada entre blancos y negros en habilidades heredadas (ej. los negros tienen mejor habilidad rítmica que los blancos), y casi la mitad apoyó por lo menos una diferencia estereotipada en su anatomía (ej. los negros tienen el cráneo más grueso que los blancos).

Debido a la dificultad para estimar cómo la gente aplica los estereotipos, los investigadores se han respaldado en métodos de evaluación indirectos. Basándose en la psicología cognitiva, estos métodos indirectos ha permitido a los investigadores conocer lo que la gente piensa bajo condiciones que previenen controlar el manejo de las impresiones exteriores. Los resultados de esta investigación sugieren que, además de los estereotipos explícitos que Katz y Braly midieron, las personas albergan preferencias "implícitas" fuera de su conocimiento -esto es, que mantienen actitudes prejuiciosas y asociaciones estereotipadas acerca de ciertos grupos, aún sin darse cuenta (Banaji, Hardin, y Rothman, 1993; Fazio, Jackson, Dunton, y Williams 1995; Gaertner y McLaughlin, 1983). Aunque las preferencias implícitas son a menudo correlacionadas con las preferencias explícitas -es decir, que tienden a ir juntas- no son lo mismo. Por ejemplo, en un estudio en el cual estudiantes blancos eran observados durante interacciones interraciales, sus actitudes explícitas predecían prejuicios raciales más adelante en el comportamiento verbal, mientras que sus actitudes implícitas predecían prejuicios en comportamiento no verbal (Dovidio, Kawakami, y Gaertner, 2002).


Página Anterior
Página 12 de 27
Próxima Página