Understanding Prejudice
Understanding Prejudice
Return Home

Reading Room

Exercises and Demonstrations
Multimedia Center
Teacher's Corner
Directory of Experts
Organizations
Links on Prejudice
About Us
Privacy Policy
Contact Us

Reading Room
La Psicología del Prejuicio: Un Resumen

Consecuencias de Estereotipar

Una vez activados, los estereotipos pueden afectar poderosamente las percepciones sociales y el comportamiento. Por ejemplo, estudios sobre inducción han encontrado que cuando los estudiantes universitarios son expuestos a palabras e imágenes estereotipadas relacionadas con edad avanzada, posteriormente caminan más lentamente y se desempeñan con mayor lentitud en una tarea de reconocimiento de palabras (Bargh, Chen, y Burrows, 1996; Kawakami, Young, y Dovidio, 2002). De igual forma, cuando los estudiantes son estructurados con estereotipos como "pandillero de soccer", responden menos respuestas de conocimiento correctamente, mientras que los estudiantes estructurados con estereotipos de "profesor" demuestran un mejor desempeño (Dijksterhuis y van Knippenberg, 1998). Aunque la razón de estos efectos no es totalmente clara, parece que cuando las representaciones estereotipadas del comportamiento son activadas, el comportamiento pertinente también es activado (Wheeler y Petty, 2001).

Palillos chinos Además de los efectos de la inducción, las personas que son estereotipadas enfrentan una segunda preocupación: la amenaza de que su comportamiento confirmará un estereotipo negativo. Claude Steele y sus colegas han mostrado que esta preocupación, conocida como "amenaza de estereotipo", puede crear ansiedad y entorpecer el desempeño en una variedad de tareas (Steele, 1997). Por ejemplo, estudiantes femeninas de matemáticas que toman un examen difícil demuestran una disminución en su rendimiento cuando se les dice que la prueba revela diferencias de género en la habilidad matemática (Spencer, Steele, y Quinn, 1999). Un estudio muy interesante sobre este tema encontró que cuando a las mujeres asiáticas se les hacía saber sobre su origen étnico, su rendimiento matemático mejoraba (cumpliendo con el estereotipo de los asiáticos como buenos en matemáticas), pero cuando se les hacía saber sobre su género, su rendimiento matemático empeoraba (Shih, Pittinsky, y Ambady, 1999). Y el mismo patrón ocurrió con niños pequeños: cuando se les hacía saber a las niñas asiáticas sobre su origen étnico (al pintar un dibujo de niños asiáticos comiendo con palitos de madera), su rendimiento matemático mejoró, pero cuando se les hacía saber sobre su género (al pintar un dibujo de una niña con una muñeca), su rendimiento matemático empeoró (Ambady, Shih, Kim, y Pittinsky, 2001).


Página Anterior
Página 14 de 27
Próxima Página